LAS DIOSAS NO ENVEJECEN

La sensualidad y el erotismo no tienen edad.

Tu energía sexual no se apaga con la edad, al contrario, se POTENCIA.

Te invito a que hagas mi taller online "Despierta tu Sensualidad y Erotismo" y vuelvas a conectar con el dinamismo, el entusiasmo y la alegría de disfrutar de tu cuerpo.

Gema Margo

Gema Margo

Superando la Frustración de la Falta de Escucha

En la vida cotidiana, todos hemos experimentado momentos de frustración cuando sentimos que nuestras palabras caen en oídos sordos.

 

 La sensación de repetir las cosas una y otra vez sin que nos hagan caso puede ser abrumadora y desalentadora.

 

 Sin embargo, comprender las razones detrás de esta falta de escucha y aprender estrategias para abordarla puede ayudarnos a manejar mejor esta situación y mejorar la comunicación en nuestras relaciones y entornos.

¿POR QUÉ NO NOS ESCUCHAN?

  1. Distracciones modernas: Vivimos en una era saturada de información y distracciones. Las tecnologías digitales y las redes sociales pueden capturar la atención de las personas, lo que dificulta mantener un enfoque completo en una conversación.

     

  2. Falta de empatía: A veces, la falta de escucha puede ser el resultado de una falta de empatía. Las personas pueden estar atrapadas en sus propios problemas y emociones, lo que les impide conectarse con las preocupaciones de los demás.

     

  3. Comunicación ineficiente: La forma en que expresamos nuestras ideas también puede jugar un papel importante. Si no nos comunicamos de manera clara y efectiva, es posible que los demás no comprendan completamente nuestros puntos.

Estrategias para Abordar la Falta de Escucha

  1. Establece un momento adecuado: Asegúrate de que estás hablando en un momento en que la persona esté receptiva y no distraída por otras tareas.


  2. Haz preguntas abiertas: Invita a la persona a participar activamente en la conversación formulando preguntas que requieran respuestas más elaboradas que un simple “sí” o “no”.

  3. Utiliza ejemplos concretos: Refuerza tus puntos con ejemplos específicos para que la persona pueda comprender mejor tus perspectivas y preocupaciones.

  4. Escucha activamente tú también: Fomenta un entorno de escucha mutua. Cuando demuestras interés genuino en lo que los demás tienen que decir, es más probable que también reciban tus palabras con atención.

  5. Practica la paciencia: Reconoce que la falta de escucha no siempre es intencional. Mantén la calma y evita reaccionar con frustración.

  6. Utiliza la empatía: Trata de ponerte en el lugar de la otra persona. Comprender sus pensamientos y sentimientos puede abrir la puerta a una comunicación más efectiva.

  7. Busca soluciones juntos: En lugar de simplemente expresar tu frustración, trabaja en conjunto para encontrar soluciones que funcionen para ambos.

CONCLUSIÓN

Sentir que no nos escuchan puede ser exasperante, pero es un desafío común en las relaciones humanas. 

 

Al comprender las razones detrás de la falta de escucha y aplicar estrategias efectivas, podemos mejorar la comunicación y fomentar conexiones más sólidas.

 

 Recuerda que la paciencia, la empatía y la voluntad de comprometerse son fundamentales para superar este obstáculo y construir relaciones más significativas y colaborativas en tu vida.

 

Y, ¿qué pasa cuando se trata de la relación con los hijos? Si te interesa el tema y quieres un post especial sobre ello,  házmelo saber en los comentarios. 

 

Un gran abrazo y ¡Feliz día!

Gema Margó

Si te ha gustado ¡Comparte!

Me hace feliz sabe r que me lees

WhatsApp
Telegram
Facebook
Email

Deja un comentario