LAS DIOSAS NO ENVEJECEN

Deja de luchar contra el tiempo

¿Sientes que el hecho de envejecer te hace perder tu poder? ¿Estás viviendo la menopausia o acercándote y te preocupa?

Recibe AHORA los 3 vídeos
más la hoja de trabajo con los truquis en PDF.

Gema Margo

Gema Margo

¿Sabes disfrutar de la vida?

Sé que no siempre somos capaces de disfrutar y sentirnos plenas. Nos dejamos arrastrar más por la preocupación, la responsabilidad y la auto exigencia, que por el disfrute. 

Me he pasado muchos años formándome y experimentando diferentes tipos de terapia para llegar a encontrar el camino de la consciencia, y con él, el de la felicidad. ¿Crees que la encontré?

Es cierto que este recorrido de más de veinte años de conocimientos y trabajo personal, me ha hecho la persona que soy ahora, con lo mejor y con lo peor. Muchos aspectos de mi vida mejoraron muchísimo, otros no tanto y otros diría que fueron a peor. ¿Te sorprende?

En mi caso personal, creo que tanta necesidad de comprender mi forma de gestionar mis emociones y mis decisiones, me llevaron a mirar con lupa mi vida, mis palabras, mi expresión, mi forma de educar a mis hijos, de relacionarme con todo y con todos. 

Cuando me ocurrían ciertas situaciones me cuestionaba los porqués de lo que me había sucedido y cuál era mi aprendizaje en cada una de ellas, aprendí que toda la responsabilidad de lo que ocurría en mi vida era tan solo mía, y cuanta más consciencia le ponía a todo, más me cuestionaba y más dudaba, y mas gris se hacía mi vida sin ser consciente de ello. ¿Has tenido alguna vez esta sensación?

En ocasiones he llegado a desear no haber entrado nunca en este camino, muchas veces pensaba que hubiera sido mejor seguir inconsciente a muchas cosas, que al final era más feliz cuando no le daba vueltas a todo ni me planteaba tantas cuestiones. No se que habría sido mejor, nunca lo sabré,  pero lo que si te digo es que una vez que inicias ese camino de «consciencia» ya no hay vuelta atrás. 

El confinamiento me dio mucho que pensar y meditar al respecto. Durante aquellos desconcertantes momentos que vivimos, fui diseccionándo mi vida con precisión cirujana, y ayudándome de la mayor asepsia posible cual observador externo, escudriñé con lupa todas las parcelas de mi vida.

 Y empecé a cuestionarme de nuevo muchas cosas, vida personal, pareja, lugar donde vivía, trabajo, familia, amistades, mi relación conmigo misma…no quedó títere con cabeza. 

Una de las cosas que me tocó de lleno, fue el trabajo, ¿quería seguir realmente con el proyecto de DST? ¿Quería volver a retomar la enfermería? ¿quería hacer algo nuevo y diferente y arriesgarme a empezar de cero otra vez? 

Y ahí entraba la dichosa «consciencia» otra vez, todo eran dudas, ¿lo quiero dejar realmente? ¿es por qué el proyecto ya ha concluido y no tiene que estar? ¿tendré una resistencia o miedo y por eso lo quiero dejar? todas las preguntas que acuchillaban mi mente tenían respuesta tanto en una dirección como en otra, y entonces, ¿cuál es era la decisión o pensamiento correcto? ¿existe un camino o decisión correcta? 

Tuve verdaderas dudas, miedos, frustración…todo y más. Un caos absoluto.

Y en medio de ese caos tuve dos amigas maravillosas que me sostuvieron, escucharon mis paranoias, nunca me juzgaron y me hicieron reír.  Virginia, cuyo nombre significa «mujer pura» y Esperanza  cuyo significado es «confianza en lograr aquello que se desea«. ¿creéis que es casualidad? 

No sé qué habría hecho sin su apoyo incondicional en aquellos momentos tan caóticos, poco a poco, pasito a paso, caminando sin prisa pero sin pausa, empecé a encontrar luz y orden en aquella locura. Y cada día me fui sintiendo mejor, y cada día respiraba un poquito más y cada día mis pensamientos eran más claros…

Y sabes qué, empecé a sentir un rechazo por todo lo que fueran cursos de crecimiento personal, terapias, talleres… mi bandeja de entrada estaba llena a diario, decidí darme de baja montones de suscripciones a páginas web y sentí que yo también necesitaba dejarte tranquila y no ofrecerte ningún taller, curso o similar. Esa moda del marketing de agobiar hasta la extenuación se me hizo bola y no la soportaba. 

Dejé las redes sociales, deje de enviar boletines, deje de hacer cursos… y empecé mi formación como enfermera Dermoestetica, quizá la enfermería me estaba llamando de nuevo. Ahora mi objetivo era trabajar contigo en que te sintieras guapa no solo por dentro, sino también por fuera. 

Y en eso estoy, haciendo tratamientos y disfrutando de la felicidad que esto le da a muchas mujeres, porque sentirse bien es tan importante como verse bien, la auto estima o auto amor, son un TODO; el ser humano es espíritu y materia, es esencia y ego, es cuerpo y alma. 

Y empecé a conectar con la materia, con los sentidos, con disfrutar de la vida. Dejar de pensar tanto, de darles tantas vuelta a todo y enfocar mi mente en disfrutar y disfrutar y disfrutar…

He de reconocer que me ha ido de lujo, que estoy aferrada a esto como a un clavo ardiendo, ya me aferré a lo otro durante mucho tiempo. Descubrir lo maravilloso de honrar la materia y darle el valor que tiene como algo sagrado me ha enraizado de una manera increíble 🙂

Por ello, hoy solo te propongo algo tan simple como complejo

APRENDE A DISFRUTAR DE LA VIDA 

Ahora mi mente ya sabe entender las cosas, sabe hasta dónde llegar sin rayarse demasiado, y sabe que disfrutar de la vida es la mejor de las terapias porque es la única que me lleva al presente más absoluto.

CONSCIENCIA para mí es agradecer, es jugar, es arriesgarse, es reconocer que soy humana y me equivoco, que tengo dudas, que soy insegura, que caigo una y otra vez en incoherencias. Es reconocer que no tengo ni la más remota idea de que va esto de la vida pero que sigo disfrutando de bailar con ella cada día, eso es ser consciente. 

Querer ser quien soy, dar a mi cuerpo la honra que le corresponde como vehículo que me permite disfrutar de mis sentidos, es lo más consciente que puedo hacer.

 

De corazón te invito a probar deliciosa receta

 DISFRUTAR DE LA VIDA

Y para terminar, te dejo esta video entrevista en la que hablo de todo esto y más, si crees que puede ayudarte aunque sea a sentir que no eres un bicho raro, te recomiendo que la veas 🙂

Cris y Yolanda creadoras del proyecto «Mujeres en el quinto elemento», me propusieron hacer esta entrevista, la idea era hablar de sensualidad pero… ya verás todo lo que salió!! 

Las tres esperamos de corazón que te guste y te sirva para poner la intención de disfrutar y ser más feliz cada día. 

Gracias por ser una de esas personas que también escuchas mis neuras, porque como humana que soy, también las tengo 😉


Si te ha gustado deja tus comentarios y comparte, me hace mucha ilusión saber que estás a mi lado. 

TE DESEO UN FELIZ AÑO 2021 lleno de bendiciones y muuuucho disfrute 🙂

Con amor, 

Gema Margó

Si te ha gustado ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Abrir chat