LAS DIOSAS NO ENVEJECEN

Deja de luchar contra el tiempo

¿Sientes que el hecho de envejecer te hace perder tu poder? ¿Estás viviendo la menopausia o acercándote y te preocupa?

Recibe AHORA los 3 vídeos
más la hoja de trabajo con los truquis en PDF.

Gema Margo

Gema Margo

¿Qué es la doble limpieza facial?

Seguro que has oído hablar de este concepto de la doble limpieza facial, sobre todo como ritual en tu ritual de belleza de la noche. 

Muchas me preguntáis qué es exactamente, cómo se hace y qué productos se deben utilizar. Hoy voy a hablaros de este concepto para esclarecer las dudas. 

 

Te diré que una buena higiene es fundamental para dar a tu piel un aspecto sano y luminoso. La doble limpieza es un ritual de origen asiático que ayuda indiscutiblemente a conseguir ese aspecto radiante en tu piel. 

Si utilizas muy buenos productos pero fallas en tu higiene diaria, lamento decirte que no te servirán de mucho. 

Beneficios de la doble limpieza

La doble limpieza está recomendada en tu rutina de belleza de la noche, sus beneficios van más allá de la eliminación de restos de maquillaje o polución, también ayuda a mantener limpios los poros y permite aumentar la eficacia de los productos que pones en tu piel antes de dormir . 

Recuerda que la piel se regenera y repara durante tus horas de sueño.

LA DOBLE LIMPIEZA FRENA EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

Fuente: Cvorovic: 55535071/ 123rf.com)

Qué necesitas para empezar

PRIMER PASO

 Empieza con producto de  base oleosa para retirar los restos de maquillaje y polución. Son conocidos los aceites desmaquillantes o bálsamos. 

Aplica una pequeña cantidad en tus manos y masajea tu rostro seco dando un suave masaje e incidiendo en los labios y ojos si los llevas maquillados. 

A continuación humedece unos discos desmaquillantes reutilizables o de algodón y retira todo el producto.

SEGUNDO PASO

Seguidamente utiliza un producto con base acuosa generalmente un gel o leche limpiadora,  este paso limpia eficazmente restos de maquillaje, aceite, sudor e incluso contaminación. 

Aplica una pequeña cantidad en tus manos y masajea tu rostro humedecido con masajes suaves. Retira el producto solo con agua o suavemente a toques con tus discos desmaquillantes. 

Verás como tu piel queda perfectamente limpia y suave, sin sensación de irritación ni tirantez.

Ahora tu piel está preparada para hidratarla y aplicar el resto de cosméticos.

Ahora tu piel está radiante y lista para recibir tus productos de rutina habitual y aprovecharlos al máximo

Con amor, Gema Margó

Si te ha gustado el artículo y te ha resultado útil, compártelo con las mujeres de tu vida. ¡Un abrazo enorme!

Si te ha gustado ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario